Desde tiempos prehispánicos, esa forma de comercio se ha mantenido vigente en el municipio, por más de siete siglos  

Tepeaca de Negrete.- Continuando nuestro recorrido para celebrar los 500 años de la fundación de la Segura de la Frontera , hoy Tepeaca de Negrete, TepeacaNoticias.com les comparte su quinta investigación especial con una de las tradiciones más importantes que han perdurado en nuestro municipio por más de 500 años y que es el trueque.

Desde tiempos remotos,prehispánicos, el trueque en Tepeaca ha jugado un papel importante en la consolidación comercial de la región y más adelante del municipio. .El trueque desde los tiempos ancestrales consistió en el cambio de bienes, objetos, semillas ,frutos, animales , entre personas sin que mediara dinero en esas practicas de conveniencia.

En jicaras pulqueras o medidas pequeñas de aproximadamente un kilogramo y un cuarto de peso, acomodadas en un reducido espacio, los comerciantes del trueque de Tepeaca ofrecen a sus posibles clientes semillas de frijol,calabaza granos de maiz , frutos de temporada, flores , comida y barbacoa,entre otros a cambio de otros artículos o bienes que necesiten sin que haya dinero de por medio.

En el trueque, el peso y las medidas de lo que se va a intercambiar los productos son importantes.Los términos son claves en los intercambios.Se comercia en lo que éllos le denominan “Cambios”, y se refiere al precio de cada objeto que será canjeado, por ejemplo cinco cambios, diez cambios,etc.

En el intercambio de bienes materiales o servicios en el trueque por otros objetos o servicios y se diferencia de la compraventa habitual en que no intermedia el dinero en líquido en la transacción.

En el tianquis semanal de Tepeaca que se lleva a cabo cada semana en la central de abastos se encuentra la zona del trueque  y los producto más solicitados son el maíz y el frijol  pero también tiene gran demanda las frutas de temporada , verduras , semillas de calabaza, aves como gallinas , pollos , guajalotes, barbacoa, chicharrón duro, moronga, e incluso ropa y calzado ya de uso.

Cada viernes , los comerciantes y clientes del trueque tienen perfectamente claro lo que quieren sin dinero de por medio, tal y como se hacía en la antigua Tepeyacac desde antes de la conquista española. Más de 500 años han pasado y el trueque esta mas vivo que nunca .