Continuando nuestro recorrido rumbo los 500 años de fundación española, TepeacaNoticias les presenta su sexta investigación especial sobre la Cédula Real otorgada por el Rey Felipe II a Tepeaca

Uno de los  símbolos que dan identidad y orgullo de ser tepequenses por su trascendencia  histórica y cultural es sin lugar a dudas la cédula Real otorgada por el monarca español en el siglo XVI a la entonces Segura de la Frontera, hace casi 500 años ,por el monarca español Felipe II.

El 4 de septiembre de 2012, hace 8 años, José Octavio Ferrer Burgos, Sub secretario de Cultura del gobierno estatal entregó la Cédula Real Restaurada al ayuntamiento de Tepeaca .

En esa emblemática fecha , se revelaron datos hasta entonces desconocidos para la mayoría de los tepeaquenses . Primero que Tepeaca  fue el primer municipio al cual se le otorgó un escudo de armas con el águila extendida, prueba irrefutable  de su trascendencia histórica.

La Cédula  Real  restaurada reveló  en su reverso  ,un documento significativo que atribuye a la onceava audiencia de la  ciudad de México  fechado el 6 de diciembre 1560 en donde se certificó la llegada del documento a ese lugar, lo que corroboró su autenticidad .

La Cédula Real es documento invaluable y único para la ciudad, cuya antigüedad  revela la  trascendencia de nuestra ciudad  desde hace 451 años, fecha en que el documento llegó nuestro país.

En febrero pasado, investigadores y restauradores de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía “Manuel del Castillo Negrete”, máximo órgano de restauración del país, iniciaron trabajos de certificación, escaneó y restauración de la Cédula Real de Tepeaca con el objetivo de salvaguarda del patrimonio cultural y material del municipio y que será presentada, en su restauración, el próximo 4 de septiembre.

Esta es la segunda restauración del documento ya que la primera fue en julio del 2012 por parte del Departamento de  Conservación y Restauración de Papel y Libro Antiguo adscrito al Consejo Estatal para a Cultura y las Artes del gobierno del Estado de Puebla

Otrora, galardonar a los tepeaquenses distinguidos con la Cédula Real , cada 4 de septiembre ,era una obligación moral  con los hijos ilustres y destacados de Tepeaca   que han llevado su arte, valor y cultura Allende las Fronteras y han puesto en alto el nombre de la ciudad.

A través de los años tepeaquenses destacados recibieron la Cédula Real,  In Memorian,  personajes  como el grabador y escritor Erasto Cortes Juárez, el médico Antonio Flores Rosas , el destacado director del Coro Normalista Jorge Altieri Hernández; el ilustre médico  e investigador  Alberto Carlos Moreno y del Callejo ;el político altruista  José Octavio Ferrer Guzmán y, por supuesto, familiares del valiente  general de división  Miguel Negrete Novoa

Este reconocimiento no debe  devaluarse entregándola   a cualquier personajes  que muy poco han hecho por  el desarrollo y progreso  de la ciudad. El tepeaquense que reciba la Cédula Real  debe comprobar con sus hechos , acciones , obras y actitudes irrefutables  ser merecedor del premio.

La Cédula Real debe se un estimulo  a los tepeaquenses distinguidos y y un compromiso para redoblar esfuerzos y seguir adelante en la encomiable labor que realizan , poniendo en alto el nombre de nuestra Tepeaca.

.