Por vez primera , celebraciones en el Santuario del Niño Doctor, incluyendo acostada, serán privadas y sólo vistas a través de redes sociales.

Los tiempos de la pandemia del COVID-19 o coronavirius están marcando un parteaguas , un antes y un después de la pandemia que , sin lugar a dudas,esta cambiando la percepción de los tepeaquenses en mucho aspectos de la vida familiar, social y cotidiana en el futuro próximo cercano.

Los estragos y consecuencias de la pandemia a nivel nacional están siendo devastadores con más de un millón de contagiados y más de 100 mil muertos .Para las familias, aún con dificultades, carencias y recesión económica que vivimos , esta siendo fatal y demoledora por la gran perdida de familiares ,amigos o conocidos por la pandemia.

En Tepeaca hasta el 26 de noviembre tenemos 304 confirmados acumulados y 65 defunciones sólo por COVID-19 sin tomar en cuenta las muertes causadas por insuficiencias respiratorias, neumonías atípicas y otras relacionadas con la pandemia

Nos debemos seguir protegiendo y extremar cuidados , debemos adecuarnos a la nueva realidad o seremos rebasados por la misma .Los festejos navideños próximos, como otras festividades recientes , serán muy diferentes a lo acostumbrado .

Se extrañarán las tradicionales posadas en los barrios de todo el municipio .No habrá celebraciones masivas el día de la Purísima Concepción en día 8 , ni el 12 de diciembre a la Virgen de Guadalupe ni tampoco acostadas .Eso no se dará porque el Santuario del niño Doctor estará cerrado y sólo se recordaran las fechas de manera privada y celebraciones OnLine

Por vez primera desde que se tenga memoria desde la llegada del niño Doctor en 1942, la tradicional acostada no recorrerá las calles de la ciudad y el festejo será privados y de manera OnLine como también sucederá con las acostadas en barrios y colonias . Lo mismo sucederá con otras celebraciones religiosas navideñas

A final de cuentas debemos tener presente que solo cambia la forma ,pero el fondo seguirán siendo los mismos festejos y la experiencia dolorosa de este tiempo sin lugar a dudas nos fortalecerá para que en el futuro próximo valoremos más lo que tenemos y que en ocasiones hemos injustificadamente ignorado.

Al Tiempo.