La emotiva e histórica participación del Santo Niño de Tepeaca en Procesión en Puebla

0
1017

Jubilo, algarabía, lagrimas y emoción indescriptible llevó la imagen del Santo Niño Jesús Doctor a las calles y templos poblanos.

Tepeaca de Negrete.-Eran las primeras horas horas del Viernes Santo, y en el Santuario del Santo Niño Jesús Doctor de los Enfermos la emoción y el nerviosismo entre los presbíteros y feligreses era el común denominador por la primera participación del Niño más querido y amado de Tepeaca en la Procesión XXVIII de Viernes Santo.

Nadie imaginó,horas después, la enorme expectativa y extasis que la sola imagen del Santo Niño de Tepeaca despertó entre decenas de miles de creyentes que esperaron varias horas a la intemperie por tan sólo mirar unos cuantos segundos la milagrosa imagen de nuestro niño tepeaquense .

Llegar al templo de La Compañia fue una experiencia única e indescriptible. Cientos de fieles con la ilusión plasmada en los ojos, miraban con esperanza la tierna imagen de Jesús Niño que llegó con su inocencia y bondad a alegrar cientos de corazones sedientos de ilusión por ver al Santo Niño de Tepeaca.

La sobriedad fue rebasada por la emoción y la tranquilidad fue desbordada por la alegría . Los fieles que esperaban en tranquilidad la llegada del Niño fueron superados por un sentimiento profundo del corazón al ver la infantil e impoluta imagen de nuestro niño Doctor caminar por las calles de Puebla.

La catedral poblana abrió sus brazos, de par en par ,para recibir a Jesús Niño en una fecha simbólica para iglesia católica como lo es el Viernes Santo.

Mientras todos recordamos a Jesús lacerado en su camino al Golgota , la tierna imagen del Niño Jesús hoy llenó de alegría los corazones poblanos que se desbordaron en lagrimas de los ojos cristalinos de los fieles poblanos.

Un niño fatigado, chapeado pero contento regresó a sus Santuario ante el jubilo de los tepeaquenses que lo recibieron como si se hubiera ido toda una eternidad.

! Bienvenido Santo Niño Doctor.¡..!bienvenida procesión de Viernes Santo¡… !bienvenida la esperanza y alegría que llevó el niño doctor a decenas de miles de corazones en su caminar por las calles poblanas¡.