En el IV Domingo del Tiempo de Cuaresma llaman estar preparados para la Semana Mayor y Pascua del Señor; anuncian horarios para confesiones.

Tepeaca de Negrete.-En la celebración del IV Domingo del tiempo de Cuaresma ,el Santuario del Santo Niño Jesús Doctor de Los Enfermos a través del presbitero rector Jorge de La Rosa Caballero destacó que el tiempo de la cuaresma es un llamado a la conversión y tiempo de misericordia de Dios .

“El pecado nos destruye y nos lleva en vida a estar muertos, por eso es importante comprender que desde que iniciamos el tiempo de la cuaresma es un llamado a la conversión… debemos convertirnos , dejar atrás el pecado porque Dios siempre nos va a ver con ojos de misericordia “, resaltó el padre de la Rosa al encabezar la homilía dominical de las 11 horas .

“Dejémonos ver con ojos de misericordia como nos mira el Señor … nosotros somos pecadores y por ello vayamos en esta cuaresma al encuentro de Dios abriendo nuestros brazos , con ojos de misericordia…nunca perdamos el amor de Dios por nuestro orgullo “, recalcó

El padre Jorge de La Rosa anunció que por este periodo de cuaresma habrá confesiones el lunes 8 de abril en la parroquia de SanFrancisco de Asís de 5 a 8 de la noche y en el Santuario de Santo Niño Jesús Doctor de los Enfermos el día martes 9 de abril en el mismo horario de 5 a 8 de la noche.

Por otra parte ,en la catedral monseñor Víctor Sánchez Espinosa dijo que el el IV Domingo de Cuaresma nos seguimos preparando para la Semana Mayor , la fiestas de la Pascua.

Destacó que el evangelio de este domingo nos presenta a un padre misericordioso y bondadoso que espera al hijo pródigo ,que se arrepiente de haber pecado contra el el cielo y contra el padre .

“ La misericordia es de arriba para abajo .La Misericordia es de Dios “,subrayó l

Finalmente , el arzobispo poblano pido a los aspirantes a gobernador del estado trabajar por la seguridad y realizar un proceso electoral respetuoso , tranquilo y en paz

En el Vaticano el Papa Francisco destacó que a caridad, especialmente hacia los más débiles, es la mejor oportunidad que tenemos para seguir trabajando en favor de una cultura del encuentro.