El discreto y triste festejo de la fundación de Tepeaca

0
1908

De manera discreta , por no decir prácticamente desapercibida, se conmemoró el 496 Aniversario de la fundación española de la Segura de la Frontera, hoy Tepeaca de Negrete.

La trascendencia histórica y cultural paso a un segundo termino en un festejo modesto y desapercibido que sólo convocó a  funcionarios, organizadores y alguno que otro despistado que deambulaba por la zona. Las grandes  charlas y  disertaciones de historiadores y conocedores del tema, como el maestro Pedro Ángel Palau o Eduardo Merlo e incluso cronistas de la región que hablaran de la emoción  de celebrar a la Segura de la Frontera a cuatro años de su medio milenio,  como se hacia antaño ,nunca se dieron

Las muestras pictóricas  que causaran la admiración de chicos y grandes  en  Casa de Cortés , Ex colecturia del Diezmo y zócalo de la ciudad,  que refrescaran la memoria de las calles ancestrales ,gente con la indumentaria de la época, los  edificios coloniales a través del tiempo  , y  que nos recordaran  la grandeza arquitectónica y cultural  de Tepeaca  tampoco se presentaron. 

La pirotecnia, tan característica  en el mes más patriótico del año,  tampoco iluminó y alegró el cielo tepeaquense  en esta fecha significativa en recuerdo a todos aquellos que a través  del arte, la ciencia ,la cultura o el deporte aportaron algo para el reconocimiento del municipio.

 Los acordes sonoros de las bandas de música   que interpretaran  a lo largo del día  las composiciones de músicos y compositores de renombre  como José Pablo Moncayo , Consuelo Velázquez  ,José Alfredo Jimenez  e incluso la Orquesta Típica de Puebla enmudecieron en esta celebración.

Los Festivales Culturales y Artísticos  de COANACULTA  realizados en 2014 y 2015  , quedaron  arrinconados en el baúl de los recuerdos  y con ellos una invaluable oportunidad  de como celebrar estas fechas de trascendencia nacional e internacional.

Lo popular rebasó a lo histórico y cultural en las  celebraciones de este año.

En resumen  a cuatro años del 2020, el festejo del 496 aniversario  de la fundación de Tepeaca pasó , como una estrella fugaz,desapercibido para la mayoría de la población  en la ciudad, por la escasa  difusión  y pobre  calidad de eventos acordes a la trascendencia histórica de la fecha.

 Sólo destacar el entusiasmo y participación del consejo de cronistas y un puñado de ciudadanos que , como cada año tratan de recordar estas fechas de manera desinteresada y altruista. Bien por ellos

Del  llamado  corredor  “Sabores de Mi Tierra” , como parte del encuentro Gastronómico y Artesanal por la fundación de Tepeaca, no convocó ni a los familiares  de los organizadores y solo fue el pretexto para justificar la foto del recuerdo en un terreno como recinto oficial.

 Concluyendo, Tepeaca es historia viva  en cada rincón, paisaje  y memoria muda  de sus edificios coloniales. En Tepeaca se estableció el Primer Cabildo alcalde, regidores, escribano, alguaciles, entre otras autoridades de la época para constituir legalmente al municipio, dicho cabildo  estuvo formado  elementos de Cortes y de Panfilo de Narvaez  y se presume  que Hernán  Cortés escribió aquí su Segunda, de cinco , Carta de Relación al Rey de España.Tepeaca merece más respeto y consideración.

A cuatro años del medio milenio aún no esta conformado el Comité del Consejo del Centro Histórico y la integración del Comité de los Festejos por los 500 años de la Fundación.No se vislumbra  quienes integraran  dichos comités  y la forma de como serán seleccionados y mucho menos  que acciones han realizar con miras a festejar 500 años de la fundación.De pena ajena