• Brindar una  atención inmediata y expedida a la población es el objetivo

Tepeaca  de Negrete.-El propósito de la reducción de oficinas del Registro Civil  en  las juntas auxiliares obedece a la necesidad de prestar una atención   más inmediata  a la ciudadanía contemplando agilización de trámites v con miras al próximo ciclo escolar que está por iniciar”, destacó José Antonio Aguilar Cano, encargado del Registro Civil en esta ciudad.

tepeaca.gob

Aguilar Cano destacó que después de reunirse con las  autoridades auxiliares de las 11 juntas auxiliares con que cuenta Tepeaca, se acordó la reducción de oficinas del registro civil  para hacerlo más eficiente

 De acuerdo a Aguilar Cano las únicas juntas auxiliares que seguirán conservando oficinas del Registro civil en sus comunidades  son Tlayoatla Joya de Rodríguez, San Lorenzo Joya de Rodríguez, San Pablo Actipan, Santiago Acatlan, San Nicolás Zoyapetlayoca y San Bartolomé Hueyapan.

Por lo que respecta a  las juntas de Álvaro Obregón, Candelaria Purificación, Santa María Oxtotipan, San José Carpinteros y San Hipólito Xochiltenango, los trámites y servicios del registro civil tendrán de realizarlos desde la cabecera municipal.

 El funcionario aseguró que hubo común acuerdo   con las juntas auxiliares para la reducción de oficinas del registro civil y descartó algún conflicto u inconformidad por parte delas poblaciones que ya no contaran con el servicio en sus comunidades

Es importante subrayar  que El Congreso de Puebla aprobó en diciembre pasado una reforma que traslada la facultad que por 60 años ejercieron 453 presidentes auxiliares de las aldeas a los alcaldes de las 217 cabeceras municipales del estado a las que pertenecen.

El cambio legislativo entró en vigor en mayo pasado, cuando se eligieron los nuevos presidentes auxiliares, a través de un sistema democrático directo y sin representación de los partidos políticos con registro oficial.

De igual forma es de  destacar  que Puebla es el único estado mexicano que conserva la figura de presidencias auxiliares, ocupadas por ciudadanos que otorgan a sus pueblos, entre otros servicios, el del Registro Civil, y son remunerados por los ayuntamientos a los que pertenecen.