En un frio invierno en Tlaxcala, en la Hacienda llamada Cuamanzingo, perteneciente al pueblo de San Lucas Tecopilco, el 21 de enero 1891 nació María del Carmen Barrio Barrios , hija de Martín Barrios y Arcadia Báez , en el entorno a un hogar humilde y cuyos progenitores se esmeraron en darle una educación tradicional , y con sólidos valores lo cual contribuyó considerablemente a fortalecer en el futuro su vocación a la vida religiosa.


A los 20 años de edad, la ejemplar jovencita María del Carmen consagró su vida a la religión católica , el 4 de enero de 1911, tomó el Velo de Postulante, en la Congregación de las Hermanas Josefinas, fundada en 1872, por el Padre José María Vilaseca y por la madre Cesarea Ruiz de Esparza y Dávalos, en la ciudad de México.Seis meses después , el 15 de julio de 1911 , tomo el habito de la congregación

Posteriormente , el 15 de julio de 1912, emitió sus primeros Votos en la Casa Central, dedicándose por casi cincuenta años, al cuidado de los enfermos.Cumplió sus Bodas de Plata como Religiosa, el 15 de julio de 1938 y prestó sus servicios, entre otros hospitales, en el Hospital de Regina (Concepción Béstegui) de la ciudad de México, lugar que sería fundamental en el futuro para su arribo a Tepeaca.

En el año 1942, cuando las Hermanas Josefinas se hicieron cargo del Hospital Municipal, «Guadalupe Castillo de Bautista», llegó a Tepeaca la también llamada Madre Carmelita junto con la madre María Duran y la Madre Josefina .Entre las pertenencias de la religiosa destacaba la tierna imagen de Jesús Niño llamado en ese entonces El Niño del Hospital que por sus milagros realizados rapidamente fue motivo de veneración en el nosocomio.

Por varios motivos , en el arranque dela decada de los 60´s , las Hermanas tuvieron que partir a Tehuacán y después de un corto tiempo, que no llegó a seis meses,, retornaron al Hospital Municipal pero ya no lo atendieron. Con permiso de la congregación josefina y de autoridades religiosas ,las hermanas se trasladaron a casa de la Señorita Trinidad Flores en dónde se estableció una capilla provisional a donde se llevó al santísimo y la imagen del niño del Hospital en donde fue nuevamente venerado por cientos de fieles .

De igual forma las tres madres josefinas María Durán, Carmelita Barrios y la Madre Josefina también fueron hospedadas por aproximadamente dos años en la casa de la señorita Trinidad Flores Fuentes en dónde atendieron a los cientos de devotos a la imagen del niño doctor , antes de que fuera trasladada a la parroquia de San Francisco de Asís .


El 15 de julio de 1963, la Hermana María del Carmen Barrios Báez debió celebrar sus bodas de Oro, sin embargo el 5 de julio de ese año , a las 13 horas falleció a causa del cáncer en el hígado y sus restos fueron depositados en la capilla familiar de la Señorita Trinidad Flores Fuentes en el bario de la Santísima Trinidad.Quince días después de su muerte, con la aprobación de las autoridades Eclesiásticas , la imagen del Niño fue llevada en su morada definitiva en la parroquia de San Francisco

Inicialmente el Niño tuvo su altar lateral entrando al templo ,a mano derecha dónde actualmente esta la imagen de la Santísima Trinidad, por aproximadamente más de 20 años

Es de resaltar que finales de los 80´s y principios de 90´s ,a iniciativa del entonces párroco Rafael Espinosa Rojas , se construyó su primera capilla exclusiva para El en la parte central del templo al lado derecho a través de la constructora REDECO.En dicho sitio fueron depositados los restos de la madre María del Carmen Barrios Baez el 12 de enero de 1991 y en agosto de ese año se entronizó la imagen en su nuevo nicho bendecido por monseñor Rosendo Huesca y Pacheco
 
En esta época sobresale un personaje invaluable en propagar e impulsar  la veneración de Niño y en la organización de festividades de abril: Don Raymundo Fortiz , peluquero de  oficio e incansable  promotor de las festividades del Día del Niño por muchos años de manera desinteresada .

Como se citó anteriormente, 12 de enero de 1991 en el marco del centenario de su natalicio, los restos de la madre fueron exhumados de la Santísima y trasladados a la parroquia de San Francisco, para ser depositados ( reinumación) a un costado de la primera capilla que tuvo el niño doctor en tiempos del párroco Rafael Espinoza Rojas en una celebración solemne y con la asistencia de representantes la congregación josefina .