Anuncia a dos nuevos vicarios para realizar mejor las actividades de la parroquia.

Tepeaca de Negrete .- En el primer domingo de septiembre y XXII del Tiempo Ordinario, el párroco de Tepeaca Salomón Mora González destacó que lo que hagamos de bien por nuestros semejantes, es como cumplir con los mandamientos de Dios .

En homilía dominical párroco de Tepeaca resaltó la importancia de apoyar en la edificación del albergue para Familiares de Enfermos del hospital general de Tepeaca porque permitirán dar un trato digno y humano a personas que lo necesitan, que no tienen en donde pernoctar y en ocasiones tampoco alimento para llevarse a la boca.

“Apoyar a nuestros hermanos en desgracia es también cumplir con los mandamientos que nos encomendó Dios” subrayó

Finalmente el párroco informó que antes del 22 de septiembre la parroquia de Tepeaca contará con dos nuevos vicarios que permitirán realizar realizar mejor sus actividades y celebraciones en beneficios de los fieles tepeaquenses.

En Puebla monseñor, Victor Sánchez Espinosa lamentó los linchamientos en Acatlán de Osorio en donde fallecieron dos personas inocentes y llamó a feligreses a evitar que la violencia que se vive en el país los lleve a hacer justicia por propia mano, “son vidas que se pierden y familias que quedan lastimadas”,agregó .

También dijo que el riesgo en poblaciones del “Triángulo Rojo” como Palmarito ,Quecholac y Palmar de Bravo sigue latente.

“No podemos abandonar nuestras comunidades de aquella zona y debemos encomendarnos a Dios ”

Por otra parte , en celebración eucarística realizada en la catedral poblana , monseñor Felipe Pozos Lorenzini destacó que el Señor nos invita a reflexionar sobre nosotros mismo y ver qué tan cerca estamos de Dios”

El obispo auxiliar recordó que el Señor puso en nuestras manos la tierra y es nuestro deber cuidarla,principalmente recursos naturales como el agua.

En el XXII Domingo del Tiempo Ordinario el obispo auxiliar de Puebla mencionó que el Señor quiere de nosotros la conversión y el arrepentimiento , empezando por los obispos y sacerdotes, reconociendo que somos pecadores.

“Si queremos dar un paso a ala santidad, debemos reconocer que somos pecadores , un pueblo de pecadores que viene a Dios a reconocer que lo somos pero amados por El”,recalcó.