Tepeaca de Negrete.- En celebración eucarística del XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario , el Santuario Del Niño Jesús Doctor de los Enfermos a través del presbítero Sergio Vallejo Martínez destacó que entre menos nos apeguemos a las cosas materiales de este mundo seremos más libres

En Homilía dominical de este 10 de octubre, el sacerdote indicó que no debemos apegarnos a las cosas materiales de este mundo y pidió a feligreses administrar con sabiduría sus bienes

El padre Sergio llamó a no apegar nuestro corazón a las cosas materiales

«Entre menos nos apeguemos a las cosa materiales , seremos más libres para llegar a Dios …lo malo es cuando nos apegamos a las coas materiales y lo ponemos por encima de Dios… el Señor nos va a proveer lo que necesitamos .. a veces somos rico en otras cosas que nos impiden llegar a Dios… no es malo trabajar, tener dinero e insistir por algo material , pero no por encima de Dios nuestro señor «, recalcó

«Busquemos administrar con sabiduría nuestros bienes sin ser superior a otros… tener muchos bienes no es garantía de felicidad porque otras personas con menos pueden ser muy felices…debemos esforzarnos más para alcanzar a Dios sin poner nuestro corazón en las cosas materiales», subrayó

Por otra parte en la catedral poblana monseñor Víctor Sánchez Espinosa resaltó que debemos confiar plenamente en Dios , y que el sentido de providencia , mucho o poco viene del cielo y tenemos que compartirlo con nuestros hermanos.

El arzobispo dijo que vivimos en un mundo centrado en el materialismo y egoísta, y resaltó que Jesús nos invita a no tener apego a las cosas materiales.

Reprobó que algunas personas recurran a la violencia para obtener cosas materiales y señaló que es muy triste vivamos en un mundo egoísta e individualista que no se preocupa por el prójimo.

» No es malo tener cosas materiales… lo malo es que hagamos el mal para tener bienes materiales …Jesús nos invita a vivir si apegos a lo material y el día que el señor nos llame a cuentas ni nos llevaremos nada más que nuestras obras buenas y de misericordia que hallamos hecho en vida», puntualizó