El año pasado la pandemia canceló Cuaresma en Tepeaca cuando había grandes expectativas de éxito entre los restauranteros  ; este año contra viento y marea , comerciantes de San Hipólito mantienen , contra todo presagio , una de las tradiciones gastronómicas más importantes del estado.

La pandemia  ha impactado en todos los sectores de la sociedad sin contemplación alguna y  el gastronómico de la región se ha visto particularmente  mermado  en restaurantes, con   poca afluencia de comensales porqué así lo estipula el decreto del gobierno estatal refrendado hace una semana.

En Tepeaca , cuando el indice delictivo refleja una incidencia de las más bajas de todo el estado , en aproximadamente un 33 por ciento,  la pandemia  sigue  golpeando a sectores productivos  en perjuicios de decenas de familias de la región  generando daños irreparables por las perdidas humanas y materiales .

 Aún en ese panorama poco favorable ,los restauranteros de San  Hipólito se mantienen firmes  en sus  establecimientos  que mantienen precios de sus viandas , sin incrementos en esta cuaresma y que son económicos en relación a otros lugares.Los precios de los platillos van de los 60 los 600 pesos en más 150 tipos diferentes manteniendo regresas medidas higiénicas  contra la pandemia.

En el sector gastronómico  de San Hipólito ,  más de trescientas las familias trabajan directamente en ese rubro  en más  15 restaurantes    con consumidores  provenientes de diversos estados del centro del país. 

Este año no habrá   la octava edición de  cuaresma en Tepeaca sin embargo  los restauranteros , como lo dijimos anteriormente, se mantienen contra viento y mareas  para tratar de subsistir en estos complicados tiempos 

Quizá este año no haya una derrama  económica  importante, como en otras ocasiones en donde vendían   6 millones de pesos en 15 restaurantes con la venta de 3.5 toneladas de marisco veracruzano ,tamaulipeco y chiapaneco para 45 mil comensales , sin embargo lo importante  es que se mantengan y salgan adelante  para  apoyar adecenas de  familias de la región