En 2do Domingo de Adviento llama Santuario de Tepeaca cambiar internamente .

0
527

En la festividad de la Inmaculada Concepción pide prepararnos no solo en lo externo sino también los interno.

Tepeaca de Negrete.-En el marco del Segundo Domingo del Tiempo de Adviento y festividad de la Inmaculada Concepción, el Santuario del Niño Jesús Doctor de los Enfermos a través del presbítero Vicente Díaz Santiago llamó a los feligreses preparase internamente para la próxima venida del Niño Jesús.

En homilía dominica de este día, el vice rector del Santuario resaltó que el Tiempo del Adviento es un tiempo de penitencia en el cual debemos prepararnos no solo en lo externo con adornos , arbolitos y regalos sino lo más importante es cambiar internamente para recibir a Jesús Niño en las fiestas de la Navidad

“Debemos preguntarnos como nos estamos preparando paa la segunda venida del Señor .El adviento es tiempo de reflexión , de penitencia en torno al camino que vamos trazando y qu corazón y conductas nuevas voy a estrenar con el nacimiento del Niño Jesús”, refirió.

El padre Vicente a anunció qu con motivo de las festividades Guadalupana , el próximo 11 de diciembre habrá coronación del imagen de la morenita del Tepeyac después de la misa de 8 y posteriormente una convivencia por la celebración.El día 12 de diciembre el Santuario realizará misas a las 7 de la mañana así como 2 y 6 de la tarde.

En la catedral poblana monseñor Victor Sánchez Espinosa destaco que la Virgen María es el mejor ejemplo de la esperanza gozosa por la venida del Señor .

” Si alguien espero con ansia el nacimiento de Jesús fue la Virgen María …si alguien creo ene Salvador fue la Virgen María . ..Maria es el modelo de la esperanza gozosa de Jesús”, subrayó

Monseñor Sánchez Espinosa indico que el Adviento nos invita a la conversión permanente e integral que da sentido a nuestra vida.

” Estamos invitados a revalorar la conversión ,comenzando con una actitud honesta de transparencia en el reconocimiento de nuestros pecados , no puede haber conversión auténtica sin frutos ,nuestra fe hay que demostrarla con obra”, expresó el arzobispo