Las únicas y tradicionales posadas en barrios y casas de Tepeaca.

0
506

Las imperecederas fiestas de diciembre se visten de color y alegría en toda la ciudad.

En este mes de diciembre  una de las festividades más representativas, alegres, populares y de unión familiar , son indudablemente las tradicionales  posadas  que, desde el pasado 15 de diciembre y hasta el próximo domingo 23 del presente, se llevan a cabo en  todos los barrios  y templos católicos de Tepeaca.

   Al caer la tarde noche en  los diversos  templos de los barrios de San Miguel, Santa Apolonia, El Santuario, Santa Cruz Tlahuiloya El Divino Salvador , El Ecce Homo, San Sebastián, Santa Cruz Temilco,San José, La Colonia, Jamaica,El Calvario, Lomas del Calvario, convento y Parroquia , entre otros  , se enciende la alegría con el canto de villancicos, pirotecnia, aguinaldos y piñatas  que hacen el deleite de miles de niños.

 Pero también en casas particulares hay celebraciones con gran tradición  y arraigo   desde hace casi ocho décadas de festejos.

En  diciembre de 1955 del siglo pasado , cuando Tepeaca era presidida por José Huerta Fuentes , inició en nuestra ciudad una de las tradiciones  más bellas y autenticas de las celebraciones navideñas : El festejo de las posadas a niños pobres en casas particulares de la ciudad.

En  décadas de los 40´s y 50´s, la familia de Don José de Jesús Tlatelpa y Doña Mercedes Pérez tuvieron a bien realizar las primeras posada registrada en esta ciudad ,de manera particular en su domicilio localizado a una calle del centro histórico, dedicada a los niños. Doña Mercedes Pérez fue una gran impulsora de este tipo de festejos, que en su primera instancia reunía  en un principio solo a niños de los familiares más cercanos , sin embargo con el paso del tiempo, convocó a niños marginados de los barrios de la Santísima Trinidad, Santa Apolonia, El Santuario,Tlahuiloya ,El Divino Salvador y San Sebastián, entre otros.

 El festejo  de las posadas en aquel tiempo ,consistía   en cantar la letanía  en riguroso  latín  a los misterios por el patio de la casa, posteriormente pedir posada a los anfitriones en aquella casa, más adelante hacer el rezo    correspondiente en alusión a la natividad del niño Dios y posteriormente el canto obligado de villancicos para pedir al padrino de la posada la entrega del aguinaldo. Al termino de la repartición  de aguinaldos,  se rompía  la tradicional piñata y se festejaba a los asistentes con tamales,ponche, buñuelos y rodeo.

Al fallecer Doña Mercedes Pérez, el festejo de las posadas continuó pero ahora en casa de su hijo mayor Don Alfonso Tlatelpa Pérez y Doña Rosario Centeno Reyes  hacia el año de 1955. A partir de esta fecha también  se estableció el festejo de la acostada en un nacimiento que cuenta con figuras de más de 100 años de antigüedad , de madera,  y que fue obsequiado  por Doña Beatríz Reyes a su hija Rosario  .

En la actualidad ese niño de más de 100 años de antigüedad es venerado la noche del  24 de diciembre por los hijos, nietos, bisnietos y demás familiares e en aquel lugar.

Las 9 posadas que se realizan del 15 al 24 de diciembre convocan diariamente en dicho domicilio a más de 350 niños  siguiendo el mismo método que el empleado en 1955, hace más de 60 años.

En el tiempo actual, es festejo de las posadas particulares se ha generalizados en los diversos barrios y colonias de Tepeaca, sin embargo vale la pena recordar que en casa de doña Mercedes Pérez y  Don José de Jesús Tlatelpa y, posteriormente en casa de Don Alfonso Tlatelpa y   Doña Rosario Centeno Reyes ,fue  en donde   se dio por primera vez el festejo de las posadas a niños pobres  en domicilios particulares