Con rehabilitación de espacios , dignifica parroquia Ex Convento de Tepeaca

0
2040

Un espacio digno y practico para dar buena atención a las personas

Tepeaca de Negrete.-A partir del primero de enero del presente año 2017  en que  la Arquidiocesis Poblana designó la nueva sede de la parroquia de San Francisco de Asís  en Tepeaca, el párroco  Salomón Mora González emprendió  la titánica tarea de adecuar , dignificar y rehabilitar espacios es el emblemático inmueble , testigo ancestral   de la historia tepeaquense.

Tal y como lo hizo con el Santuario del Santo Niño Doctor a lo largo de 10 años, del año 2006 al 2016 , al rehabilitar  la antigua parroquia en un espacio funcional , moderno y bello, la labor del párroco Mora González parece seguir el mismo derrotero  vanguardista e innovador para hacer del ex Convento un espacio digno y practico para brindar un trato adecuado a la gente.

Lo que antes eran espacios fríos, olvidados  y   solitarios, ahora cobran vida con oficinas y espacios funcionales  en donde se realizan diversas actividades propias de la parroquia   como son retiros, platicas  y tramites administrativos que realiza la gente en el lugar.

 El escombro acumulado por siglos, fue retirado y al interior del inmueble,  se puede apreciar en todo su esplendor la impresionante arquitectura  y espacios  antiguos del Ex Convento de Tepeaca.

Los arreglos realizados al interior , sin dañar en lo mas mínimo la construcción original, resaltan aún más los trabajos realizados en el 2013 de dignificación exterior que se hizo del templo franciscano

Gracias a la rehabilitación   de las fachas norte y poniente ,que se hizo en la 1rera etapa del Ex convento, Imágenes pintadas hace más de 4 siglos  resurgieron  con colores y expresiones de la época  que se pueden apreciar gracias la rehabilitación inmueble, testigo mudo de la historia tepeaquense.

Aspectos  como ángeles  soplando ,en un rostro matizado con mejillas rosadas,  acompañado otro querubín  ubicado al lado izquierdo ; puertas ocultas por el paso de tiempo, grabados prácticamente en el olvido, un tlacuilo  que lleva palmas en mano, medallones y decoraciones en la puerta principal  y un Cristo  tenue con las  manos abiertas  y de anchas líneas rojas que convive con  chalchihuites  y ondas de agua azul maya son algunos de los detalles descubiertos en las obras de rehabilitación del ex convento de Tepeaca del siglo XVI  que se llevó  a cabo en el pasado 2013.

Lamentablemente la indiferencia  de las autoridades en turno tiene en el olvido la restauración exterior e interior  de esta Joya histórica orgullo de los tepeaquenses.