Convoca Mario Rincón a la unidad y hacer de Tepeaca punta de lanza en el Divino Salvador

0
1226
  • Invita a  encabezar “Revolución” con miras a festejar 500 años de antigüedad y devolverle al municipio su grandeza.

Tepeaca de Negrete.-“La palabra cambio es mágica, porque hace que se revolucionen las cosas.Yo quiero encabezar la gran Revolución de los 500 años de Tepeaca. Yo quiero que Tepeaca sea , en su aniversario 500, la punta de lanza  del desarrollo del estado, la cuna de la cultura, el lugar  en donde nos sentamos orgullosos de haber nacido, de vivir y tener a nuestras familias”, destacó Mario Rincón ante simpatizantes reunidos en el barrio del Divino Salvador en esta cabecera municipal.

 El candidato  a diputado federal por el Distrito VII resaltó  que Tepeaca debe contar con grandes instituciones educativas pero sobretodo  que sus habitantes puedan vivir en paz y que se recupere la tranquilidad.

” Las actuales autoridades municipales han hechos que los tepeaquenses hayan perdido la tranquilidad…Han abandonado a su suerte a la población y eso se tiene que acabar este primero de julio y vamos a devolverle la tranquilidad a Tepeaca”, ponderó




Mario Rincón subrayó que  desde el congreso impulsará iniciativas para  fortalecer equidad económica salarial entre hombres y mujeres ;  destacó que como diputado federal  en coordinación con ayuntamientos y empresas ,  apoyará  la Ley del Primer Empleo, para que cada empresa tenga la obligación de contratar el 20 por ciento de jóvenes en sus empresas y también las comunas.

El Candidato a diputado federal  por Tepeaca dijo que buscará que las empresas de la región, como CEMEX, hagan compromiso moral y ético  con la población , para que se comprometan a contratar a gente de Tepeaca, tal y como se hace en el parque industrial de Chachapa .

 En el evento también estuvo presente la candidata a Senadora Nadia Navarro Acevedo quien llamó a los tepeaquense a recomponer el tejido social y señaló que trabajará por los sectores más vulnerables  y por la salud de los tepeaquenses.