El doble discurso de Morena en Tepeaca y la intolerancia de sus candidatos.

0
1052

¿ No fue la misma elección  en la que ganó la presidencia de la república  Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Armenta un escaño  en el senado ?

¿ Qué acaso no fue la misma contienda  en dónde resultaron triunfadores sus candidatos a diputados   Raymundo Atanacio Luna  y Edgar Guzmán Valdez ?

¿En aquellas  elecciones no hubo fraude electoral?.

En la Democracia se gana o se pierde. No hay conveniencias.

El pasado primero de abril el electorado tepeaquense   se manifestó en las urnas   y eligió , los que a su parecer fueron los mejores  representantes para ocupar un cargo publico en los próximos  años por venir .

 El oleaje impulsado por Andrés Manuel López Obrador  se vio reflejado  en la voluntad  de muchos  electores y municipios   que  sin pensarlo, ni mucho  menos  reflexionarlo ,   marcaron las boletas al por  mayor   ,a favor de un determinado partido político y sus candidatos  en esté caso Morena.

 En  el distrito local y federal de  Tepeaca eso no fue la excepción  , sin embargo el electorado  tepeaquense   conocedor  de la disputada contienda electoral que estaba en puerta  , optó por un voto diferenciado que  dio  la diputación  local y federal al Movimiento de Regeneración Nacional a pesar del poco arraigo, experiencia   y conocimiento   de sus candidatos Raymundo Atanacio Luna y Edgar Guzmán Valdez.

 La Coalición Por Puebla al Frente en Tepeaca por su parte se quedó con la preciada presidencia municipal y colaboró de manera determinante para el contundente triunfo  de Martha Erika Alonso en la gobernatura  poblana .

 En términos deportivos , valga la expresión,  quedaron en empate , un 50 por ciento para cada bando que marcó la expresión democrática   del electorado aquel  primero de julio.

 La coalición Por Puebla Al Frente  reconoció la cerrada derrota en la candidatura local con Pepe Huerta  y también  la  de la diputación federal  con Marío Rincón sin embargo valoró y festejo el triunfo contundente de Sergio  Salomón Céspedes Peregrina en la presidencia municipal y de Martha Erika Alonso en la Gobernatura poblana.




Morena en Tepeaca, haciendo a un lado sus principios elementales de que tanto se enorgullecen , no dijo nada de los triunfos de sus candidatos a diputados a pesar de anomalías presentadas  en la jornada electoral en los municipios de Soltepec, Lara Grajales y Mazapiltepec.

Para que protestar si ahí ganaron

Sin embargo a pesar de ser ampliamente superados en la elección de presidente municipal  y gobernador en Tepeaca, su dirigente porril estatal  Gabriel Biestro Medinilla , uno de los que encabezaron la toma y destrozos del Hotel MM junto con Alejandro Armenta y José Juan Espinosa  en Puebla, ahora quiere impugnar la elección  en este municipio argumentando fraude electoral .

   ¿ Que acaso no fue la misma elección en donde resultaron triunfadores sus candidatos  Raymundo Atanacio Luna  y Edgar Guzmán Valdez ?

¿ No fue la misma contienda  en la que ganó la presidencia de la república  Andrés Manuel López Obrador y Alejandro Armenta una curul  en el senado ?

El doble discurso falso, violento  y  mezquino de los dirigentes de Morena   que sólo ven el triunfo de su conveniencia,  pero que no  tienen la humildad de mirar la  derrota  en otros puestos de elección popular debe ser un tema serio de reflexión  de aquellos que queremos un mejor país, estado y municipio.  

Como dirían   los enterados , quizá con otro candidato, como el ex rector de la UDLAP  doctor Enrique Cárdenas Sánchez  quizá,   Morena hubiera ganado la gobernatura poblana  , pero en la realidad esto no fue así y el licenciado cachirul Luis Miguel  Barbosa Huerta  fue superado ampliamente en las urnas.

En el caso de Tepeaca , una cuestión similar aplica y tal vez  con un candidato como el empresario José Luis Sánchez Galicia otro gallo hubiera cantado para los prosélitos  morenistas y en estos momentos, como los franceses, estuvieran cantando la victoria, pero en su cruda realidad eso tampoco pasó ni pasará. 

 La grandeza y prestigio de los triunfadores y los perdedores radica en saber reconocer  la victoria de unos y el tropiezo digno  de otros.

Eso es lo que da sentido y rumbo  a la democracia .